martes, 30 de noviembre de 2010

¿Por qué los maestros enseñanza a través de los libros de texto si pueden enseñar con las nuevas tecnologías?

Actualmente en muchas de las escuelas se está muy obsesionado en enseñar a través de los libros de texto. Este hecho favorece por un lado a los maestros, ya que para ellos ésta es su herramienta principal de trabajo, donde se les facilita todas las unidades y actividades que se deben de realizar a lo largo del curso y ellos solo deben de preocuparse de mandar deberes y seguirlo.

Por otra parte también favorece a las distintas editoriales, ya que el libro de texto es sobre todo un gran negocio editorial. En el año 2008 las editoriales recaudaron 900 millones de euros. Pero esto es problema de los maestros o ¿de toda la sociedad? Desde mi punto de vista, que todavía sigamos utilizando los libros de texto es de toda la sociedad, ya que solo piensan que para un buen aprendizaje el mejor recurso es el libro.
Además los padres/madres también contribuyen a la utilización de estos libros. Un ejemplo muy gracioso es el que nos comentó Jaume Martínez Bonafé en la conferencia “¿De qué hablamos cuando hablamos de los libros de texto?. Comentó que una madre se dio cuenta que un libro de texto no lo utilizaban (ya que él trabaja por proyectos) y fue hablar con él para pedirle que por favor ya que se habían gastado el dinero en ese libro que lo utilizarán. Así que se le ocurrió un juego para darle utilidad. Una vez realizado varias veces el juego  con el libro éste daba la sensación de que en clase se utilizaba y la madre ya no fue más hablar con él. Así la propia madre cuando hablara con algunas de sus amigas ya podría decir bien alto “que su hijo utiliza muchos libros y en ellos aprende muchísimo”. Por esta razón pienso que es la propia sociedad los que se niegan en parte a cambiar los libros de texto para trabajar por proyectos y mucho menos que en estos se utilicen las nuevas tecnologías.

Hoy en día vivimos en una continua revolución tecnológica y que también está afectando al mundo de la impresión digital. Con esta revolución quieren introducir al mundo de la educación unos “libros digitales”(que también corre al cargo de las editoriales y previo pago), pero. ¿Por qué trabajar con libros y no por proyectos en red?
Con esta revolución de las nuevas tecnologías se pretende vender el “libro digital” que como nos menciona Manuel Ara en su artículo ¿Adiós a los libros (de texto)?: el libro como objeto cultural no desaparece, sino que cambia su soporte. Pero si nos detenemos a pensar y reflexionamos ¿las unidades y las actividades no serán las mismas, pero con distinto formato?. Antes el formato era en papel y ahora lo tenemos en la pantalla del ordenador, antes las imágenes estaban quietas y ahora se mueven, antes las canciones se ponían en un CD y ahora las podremos escuchas desde el ordenador…ya que este nuevo formato no permite intercambiar información otros personas de otras comunidades, ni modificar cosas… pero entonces ¿no se vuelve a encerrar a los niños en unos contenidos?

Jaume Martínez Bonafé en la conferencia “¿De qué hablamos cuando hablamos de los libros de texto?, nos lleva a la reflexión de que los maestros deben ser más autónomos y construir ellos mismos sus propias actividades, es decir fomentar la utilización de los proyectos con las nuevas tecnologías en el aula. Tener un ordenador con red  permite hacer más cosas que con los libros de texto tanto como digitales. Además nos permite tener una mayor flexibilidad para modificar o revisar los contenidos del currículum en función de las modificaciones que se realicen. También nos ofrecen la posibilidad de adaptar cada actividad a los distintos niveles que tenga el alumno, tanto de dificultades o de cualquier otra necesidad.
De esta forma el método de enseñanza aprendizaje se vuelve individualizado, más significativo y motivador.
Además estas nuevas tecnologías permiten expresar, comunicar, compartir y colaborar con la elaboración de información, recursos didácticos… y favorecer a los discentes el aprendizaje y ayudar a los docentes a elaborar grandes proyectos educativos.

Si esos 900 millones de euros que recaudan las editoriales se convirtieran en personas y cada una de ellas elaborara un proyecto educativo en red, que se pudiera compartir con otros maestros y los de ellos también se pudieran utilizar ¿Cuántos proyectos educativos en red interesantes y exitosos encontraríamos para trabajar en el aula?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada